hermesjourney.com | ¡Llegan los food trucks! A para comerse el mundo
124
single,single-post,postid-124,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.4,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

¡Llegan los food trucks! A para comerse el mundo

llegafoodtruck

¡Llegan los food trucks! A para comerse el mundo

¿A quién no le suenan estos coloristas camiones de comida que vemos habitualmente en las películas? Pues bien, los llamados actualmente food trucks tienen sus orígenes en dos referentes americanos del  siglo XIX. El primero es un granjero llamado Charles Goodnight que en el 1866 decidió que trasladar grandes cantidades de ganado atravesando el desierto, para alimentar a los rancheros, era una locura. Creó el “Chuk Wagon” un destartalado camión en el que transportaba desde útiles de cocina, suministros médicos y comida como: frijoles secos, café, harina de maíz, tocino envuelto en tela grasienta, tocino, carne seca o ahumada.

Un poco más tarde, en el  1872 un tal Walter Scott tuvo la genial idea de lanzarse a vender pasteles y sándwiches por las calles de Province (Rhode Island) en un carro de caballos. Sin él saberlo Scott se convirtió en el precursor del street food moderno vislumbrando que tenía más cuenta vender comida en la calle que en un restaurante cuyo horario por entonces estaba muy limitado.

Del carro de caballos al camión, este salto catapultó este tipo de comida e hizo que se  extendiese  a otras ciudades aumentando de manera exponencial la oferta gastronómica. En EE.UU son siglos de historia los que anteceden a este fenómeno, mientras que aquí en nuestro país este fenómeno gastronómico acaba de arrancar a mediados del 2013, por así decirlo, pero viene dispuesto a comerse el mercado.

Ahora mismo el debate está en si es una moda pasajera o una tendencia social que ha venido para quedarse a vivir entre nosotros. Mi humilde opinión, es que el street food  en España está muy vivo y goza de muy buena salud.

Por el momento está cautivando a todos aquellos que se acercan a los eventos, festivales, fiestas privadas  y demás citas donde se emplazan food trucks. El problema está en la falta de Legislación que regule la salida de los camiones de comida a la vía pública. A diferencia de otras capitales europeas como Londres, Bélgica o París, aquí cada Ayuntamiento regula en cada municipio este asunto según la normativa de Venta Ambulante. Así que mientras no podamos  vender comida a pie de calle, estamos abocados a ofrecer nuestras propuestas gastronómicas limitados y sin libertad para mostrar la auténtica naturaleza del food truck.

En este sentido somos optimistas, confiamos que más pronto que tarde el sector se regularice y en poco tiempo podamos vernos trabajando a pie de calle. Mientras tanto, seguimos rodando y viajando con nuestro food truck allá dónde nos invitan. Aprendiendo, viviendo, soñando y en ocasiones frustrándonos, pero sin perder la ilusión y la esperanza que nos llevó a creer e intentar vivir de un food truck.

Referencias. https://en.wikipedia.org/wiki/Food_truck

No Comments

Post a Comment