A la hora de pedir una hamburguesa en cualquier parte del mundo podemos encontrar multitud de versiones, pero si algo está claro es que el tipo de carne y su calidad son la clave para conseguir una pieza jugosa y especial.

Por esta razón, creemos que debéis conocer a la perfección los dos tipos de carne más conocidos a la hora de elaborar las hamburguesas, así como sus propiedades y beneficios.

Te puede interesar: Hamburguesas gourmet: todo lo que debes saber

La carne roja en hamburguesas gourmet

carne hamburguesas gourmet

Las hamburguesas suelen ser el ejemplo más representativo de la carne roja, pero, cuando hablamos de comida saludable, tendemos a pasar por alto este tipo de carne puesto que se nos ha convencido de que es un sinónimo de calorías y grasa. La realidad es que esto no es necesariamente cierto y solo provoca que ignoremos los aportes nutricionales que puede brindarnos esta maravilla de producto.

La carne roja es un comestible riquísimo en ácido oleico, un género de grasa singularmente saludable que se halla en el aceite de oliva, entre otros muchos alimentos. Además, las proteínas cárnicas son de gran valor, ya que aportan aminoácidos esenciales que son necesarios para funciones como el crecimiento y la reparación de los tejidos de nuestro organismo. También ofrece nutrientes como el hierro, la vitamina B12 o la proteína. De hecho, con solo 100 gramos de carne de vacuno tenemos cubierto el 48 % del requerimiento diario de proteínas.

En resumen, la carne roja es un alimento que no tiene por qué eliminarse de una dieta sana y equilibrada, ya que destaca por su elevado contenido proteico. De hecho, ingerir una cantidad adecuada es más que correcto.

La carne de ternera gallega

Dentro de las carnes de vacuno existen multitud de subtipos, por eso no siempre es fácil decantarse por una u otra.

En Hermes’ Journey siempre tratamos de usar los mejores ingredientes, por eso apostamos por la carne de ternera gallega, una de las mejores del mundo y que cuenta con denominación de origen.

Destaca por su intenso y agradable sabor, así como por su extraordinaria terneza, jugosidad y suculencia. Además, presenta unas características sensoriales específicas y excepcionales, como consecuencia de que procede de animales jóvenes con una alimentación tradicional de máxima calidad.

carne hamburguesas gourmet

También es rica en magnesio, necesario para el funcionamiento orgánico, hierro para evitar las anemias y en vitaminas del grupo B Llama la atención su alto contenido en fósforo, que estimula el desarrollo intelectual y que, junto con el calcio, es necesario en la formación de huesos y dientes.

En definitiva, la ternera gallega es una carne muy completa para paladares exquisitos y exigentes que buscan sensaciones únicas y especiales en una carne de vacuno.

La costilla de cerdo

La carne de cerdo es otra de las carnes rojas más conocidas. Tiene menos grasa que la de ternera o pollo, según los cortes, lo que la convierte en una carne magra que puede formar parte de múltiples dietas y recetas.

Las costillas de cerdo son una de las partes más usadas en el mundo del street food y, al igual que la carne de vacuno, estas delicias aportan vitaminas como la B12 y D, y son una gran fuente de minerales como el hierro y el zinc.

En Hermes’ Journey también podrás probar esta deliciosa carne al más puro estilo americano en el bocadillo TEXAS. Al fin y al cabo, existen pocas cosas más deliciosas que esa explosión de sabores cuando la carne se mezcla con la salsa barbacoa.

Te puede interesar: Recetas de bocadillos gourmet: los ingredientes clave

carne hamburguesas gourmet

La carne blanca en hamburguesas gourmet

Por otra parte, muchas hamburguesas también están elaboradas con carnes blancas. Las más recurrentes son las que proceden de aves como el pavo, pero sobre todo el pollo y la gallina, puesto que son las más conocidas.

En comparación con las carnes rojas, las blancas son parcialmente pobres en mioglobina, pero cuentan con otros beneficios para la salud, como su alto contenido de proteínas o su digestibilidad y escasez en grasa y calorías. Por ello, suelen ser de las más consumidas cuando se hace deporte o se tiene que seguir una dieta baja en colesterol. También aportan vitaminas del tipo B, aunque en menor cantidad que la carne roja.

En cuanto al sabor, si comparamos la carne roja y la blanca, la primera tiene un gusto más intenso, así como una mayor jugosidad. Esto es gracias a la cantidad de grasa que contiene.

carne hamburguesas gourmet

En lo que respecta a su elaboración, se puede cocinar de varias maneras. Además, los tiempos de cocción son menores que los de la carne roja, siendo el horno y la plancha los más recomendables. No obstante, se puede emplear en frituras y rebozados para mantener sus beneficios.

En cuanto a la carne de pollo, la más representativa de esta clase, podemos decir que resulta suficientemente nutritiva y baja en calorías. Es un tipo de carne que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando nuestro estado de ánimo. Además, ayuda en la lucha contra la pérdida ósea y es más fácil de digerir, sobre todo para quienes sufren trastornos digestivos.