¿Qué es y para qué sirve el tomate?

En hostelería el tomate es un ingrediente vital, presente en los restaurantes para el consumo directo o incorporado como ingrediente en una gran variedad de platos y salsas.

En Hermes’ Journey no podíamos dejar de hablar de este producto, ya que es un ingrediente fundamental en la elaboración de hamburguesas.

El tomate es una planta que se cultiva en todo tipo de huerto y se siembra en primavera, ya sea directamente en la tierra o en una maceta. Inicialmente, se utilizó como planta ornamental en Europa, pero con el tiempo se comenzó a cultivar para el consumo humano y se desarrollaron numerosas variedades como el tomate Cherry, el kumato, el raf o el corazón de buey.

No es ninguna sorpresa que esté muy integrado en una dieta saludable, ya que es rico en vitamina C y licopeno (antioxidantes naturales), vitamina A (que protege los ojos de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna), vitamina K y un alto contenido en minerales como hierro y potasio.

¿El tomate es una fruta o una verdura?

Hamburguesa con tomate

El tomate le aporta muchos matices al sabor de una hamburguesa, sea en forma de salsa
o al natural.

Siguiendo la definición de la Real Academia Española una verdura es una hortaliza, una planta comestible que se cultiva en huertas, especialmente de hoja verde. Las frutas, en cambio, se definen como el fruto comestible de ciertas plantas cultivadas o como la semilla u órganos florales que han alcanzado el grado de madurez adecuados para el consumo humano.

De acuerdo con estas definiciones el tomate fue considerado una hortaliza hasta 1887, cuando se comenzó a considerar una fruta, ya que es producto del ovario de una flor. Esta discusión sigue presente en la actualidad debido a que, dependiendo a quién preguntes, te argumentará una cosa u otra.

Por un lado, los botánicos defienden que el tomate es una fruta ya que, atendiendo a su estructura, función y organización, concuerda con la definición porque contiene pequeñas semillas en el medio y crece de la flor de la planta del tomate.

Por otro lado, los nutricionistas o chefs discrepan y mantienen su postura argumentando que el tomate es una verdura si se atiende al sistema de clasificación culinaria. Este sistema se basa en la forma en la que se usan las plantas y sus perfiles de sabor. Por ejemplo, la verdura tiene una textura más dura, por lo que necesita ser cocinada, y un sabor suave; la fruta, mientras tanto, tiende a ser dulce, agria o suave y no necesita ser cocinada.

Por todo ello, la clasificación de esta planta depende del punto de vista.

¿Cuáles son los beneficios del tomate?

Como ya comentamos antes, el tomate tiene múltiples beneficios para el organismo, ente ellos:

  • La vitamina A que contiene el tomate ayuda en la protección de los ojos contra microorganismos, haciendo que no haya disminución de la vista. Por ello previene enfermedades degenerativas oculares y ceguera nocturna.
  • Debido a su alto contenido en hierro mejora la circulación sanguínea. En la sangre hay células que necesitan hierro para un buen funcionamiento (hemoglobina/glóbulos rojos), así como vitamina K para regular la coagulación y evitar enfermedades cardiovasculares.
  • El licopeno, la vitamina C y los carotenos que contiene el tomate son potentes antioxidantes naturales, cuya función es prevenir la oxidación prematura de las células (muy ligado a la aparición de arrugas y envejecimiento prematuro).
  • Gracias a estas propiedades antioxidantes, el tomate también mejora la calidad de la piel y es un aliado poderoso para cuidar el pelo y los dientes.
  • Su alto contenido en potasio y su bajo nivel en sodio favorece la eliminación de toxinas y evita la retención de líquidos, por lo que es un diurético excepcional.
  • Como muchísimas frutas, el tomate tiene un alto contenido en fibra que cuida del tránsito intestinal evitando el estreñimiento y las enfermedades gastrointestinales.

¿Cuáles son los usos del tomate en la cocina?

plato con tomates

El tomate es uno de los ingredientes más recurrentes en cocina, también en el mundo de las hamburguesas.

El uso del tomate en la gastronomía ha sido adoptado por cocinas de muchas culturas. El tomate es un producto del cual se puede aprovechar el 100% y sirve para muchos fines: sopas, salsas, ensaladas, hamburguesas, purés, mermeladas e incluso alcohol, como en el Bloody Mary. Según el tipo de tomate y cómo se cocine brinda un mundo de experiencias.

También podemos consumir el tomate tras haberlo cocinado. De esta forma, aunque perdamos vitamina C, se intensifica el poder antioxidante del licopeno. Con ellos se puede elaborar una inmensidad de recetas como una salsa de tomate, unos tomates secos al horno o una guarnición de tomates Cherrys asados a la provenzal.

En Hermes’ Journey seleccionamos los mejores tomates de temporada procedentes de nuestras huertas gallegas y los incorporamos en muchos de nuestros bocadillos y hamburguesas.

Ahora, échale un vistazo a la carta, atrévete a probarlos y ¡cuéntanos qué te parecen!